Todos los espacios de coworking Francia

1947 resultados

Todos los espacios de coworking Francia

1947 resultados

El mercado de los espacios de coworking en Francia

Vivimos en una época de cambios constantes. Todo evoluciona rápidamente, incluida la forma de trabajar. Constantemente surgen nuevas profesiones y esta evolución no está dispuesta a detenerse. La innovación es una realidad en todos los ámbitos de la actividad económica, social y societaria. Cada día nacen más proyectos y al mismo tiempo cambian los hábitos de las personas.

Con las nuevas tecnologías, todo el mundo, tanto a nivel personal como profesional, dispone ahora de potentes herramientas que le permiten formarse, aprender, documentarse, comunicarse, relacionarse, pero también ejercer su profesión. Además de ser recreativas o divertidas, estas herramientas son también una poderosa palanca para el trabajo, generando poder adquisitivo. El coworking es una ilustración perfecta de este movimiento: una idea práctica, barata, amigable, enriquecedora, etc... esta nueva organización del trabajo compartido es cada vez más popular.

La flexibilidad de la empresa en fase de cambio del mercado

La evolución del mercado laboral ha dado lugar a nuevas profesiones fomentadas en Francia, por ejemplo, por el ventajoso estatuto del microempresario o del autoempresario. Como ahora es posible lanzar un proyecto importante para ellos al menor coste, los innovadores y creadores de todo tipo no dudan en lanzarse a la aventura de laautoempresa, a menudo como complemento de su actividad principal, que mantienen por si acaso... Esta flexibilidad en los procedimientos administrativos ha dado lugar a una flexibilidad de las empresas y a una maleabilidad de las mentes. Esto ha ido acompañado de una nueva oferta adaptada a estas nuevas necesidades: el coworking.

Todo objeto conectado y portátil, desde el ordenador hasta el smartphone y la tableta, es una oficina transportable y reubicable. Equipado con uno de estos objetos, el empresario individual no necesita el mismo espacio que antes. Ahora basta con una mesa, una silla y una conexión a Internet de alta velocidad. Pero los nuevos espacios de coworking también ofrecen muchas otras ventajas. Este término anglosajón podría traducirse por la acción de trabajar juntos. Esta definición no es exacta. Coworking es más bien un espacio para trabajar juntos. Es un lugar en el que las personas que quieren trabajar solas o en compañía pueden hacerlo en un ambiente estudioso y tranquilo y en el que se ofrece una amplia gama de servicios.

Un mercado fragmentado y dominado por unos pocos grandes actores

Como todas las buenas ideas innovadoras, muchos actores se han apresurado a entrar en el mercado del coworking. Se trata de un mercado en rápido crecimiento, como demuestra un estudio de la inmobiliaria británica Knight Frank, publicado en noviembre de 2018. En él, nos enteramos de que el número de coworkers en el mundo se ha multiplicado por diez en menos de 5 años con un crecimiento que promete ser exponencial equivalente al 75% anual. Independientemente de la flexibilidad que ofrecen estos nuevos espacios, el coste de un puesto de trabajo es más de un 40% inferior al de una oficina tradicional. Además, resulta mucho más atractivo desde el punto de vista económico utilizar un espacio de coworking que estar atado a un alquiler comercial a largo plazo o a un alquiler profesional, lo que favorece la reducción del presupuesto de la empresa. En la fragilidad de los primeros años de la puesta en marcha, este argumento no es ni mucho menos despreciable.

Estratégicamente situados en distritos de negocios dinámicos, o en las proximidades de estaciones de tren de gran afluencia, los centros de coworking están diseñados para no dejar lugar a las limitaciones. Todo está muy facilitado tanto para los trabajadores habituales como para los usuarios ocasionales que están de paso por la ciudad. El coworking tiene un brillante futuro por delante. No es un efecto de moda, ya que ha respondido eficazmente a una nueva necesidad que perdurará y que sorteará con éxito los futuros giros que nacerán de las permanentes mutaciones tecnológicas. Con la sostenibilidad económica asegurada, los grandes actores internacionales se han apoderado de este mercado, no dudando en transponer su modelo en Francia, como el gigante americano WeWork, el anglosajón Kwerk y el europeo Regus. Las empresas francesas Bouygues y Accor se han unido para crear Wojo, que se apoya en la potente infraestructura del grupo hotelero y tiene la ambición de dominar el sector del coworking europeo.

Diferenciarse ofreciendo servicios

Muchas otras empresas de coworking intentan sobrevivir a la competencia de estos gigantes del mercado tratando de diferenciarse con una oferta más personalizada o centrada en el desarrollo sostenible. En lugar de apostar por espacios cada vez más grandes e impersonales a pesar de la presencia de una amplia gama de servicios, estos "pequeños" espacios de coworking hacen hincapié en la dimensión comunitaria. Es el caso de pioneros del mercado como La Ruche, Remixcoworking o WoMa. Estas marcas permiten a sus miembros beneficiarse de una red profesional a nivel nacional, que es un buen facilitador de tareas. Se privilegia la dimensión más humana. El coworker no se encuentra en un espacio por muy cómodo que sea, sino que es demasiado indiferente. ¡Los actores de PropTech han entendido los nuevos retos del sector inmobiliario creando valor en los propios edificios!

Cuando cruza el umbral de estos espacios de coworking comunitario, no es un cliente más, sino que se convierte en un miembro de pleno derecho, que forma parte de la red de creativos y empresarios individuales que ya están allí. Más que compartir un espacio de oficina, es un verdadero estado de ánimo el que reina en los locales, una cultura unificadora, así como una mentalidad abierta a los demás, que se plasma en el compartir y la ayuda mutua. No venimos a estos Spaces sólo a hacer un trabajo concreto, también venimos a dialogar, a discutir, a participar en eventos extraprofesionales y a trabajar juntos en proyectos comunitarios. También tienes la posibilidad de elegir la domiciliación de tu empresa dentro de tu espacio de coworking. Estos espacios de coworking no son comparables a los gigantes del mercado, ya que su oferta de servicios es diferente aunque el punto de partida sea el mismo.

Corpoworking: el coworking en el corazón de la empresa

Recientemente se ha producido una evolución del coworking al integrar este concepto en el mundo de la empresa. Conocido como corpoworking, esta nueva evolución permite que los empleados de una misma empresa se reúnan en un marco diferente al de sus locales habituales para crear nuevos reflejos, cambiar de hábitos y teñir el ambiente de trabajo con un toque de flexibilidad y creatividad, propicio para el desarrollo de intercambios de ideas y un espíritu de equipo motivador.

El corpoworking tiene el efecto positivo de transformar las relaciones dentro de la empresa a un doble nivel horizontal entre compañeros, pero sobre todo a un nivel vertical entre empleados, directivos y ejecutivos. Al romperse fácilmente el hielo, la comunicación interna se refuerza en beneficio del bien económico común.

Los espacios de coworking más buscados